miércoles, 29 de abril de 2009

Que tenga los ojos negros...


Cuando él tenía 13 años mató a un pequeño colibrí, le sacó el corazón y se lo comió. Había escuchado desde niño que ese “Hechizo de amor” [hago alusión a la película del mismo nombre que me gusta tanto] le traería buenaventura con las mujeres. 70 años después le dije que cuando me case quiero que sea con un hombre como él y que no podría pedir más para ser feliz, a lo que el hombre de mi vida respondió:
-- Estás pendeja chamaca, no… no…. Que cabeza.. que cabeza…
--Pero por qué abue si para mi usted es perfecto…
--Porque nunca fui muy fiel que digamos…
--Ahhh eso lo sé…. Ese es su talón de Aquiles… pero de todos modos.. quiero a un hombre como usted…
--Qué cabeza chamaca… no sabes ni lo que dices… tuuu, no sabes ni lo que quieres.
--Así es amorsote, no sé lo que quiero, pero Sí sé lo que No quiero.

[Aclaro…no pienso en casarme..tal vez si, en una villa italiana dentro de tal vez 8 años y beberé vino hasta morir de alegría].

Esa fue la primera vez que le conté a mi abuelo que mi mente se encuentra de lo más nublada, en ella, al cerrar los ojos, únicamente veo aquellos puntos rojos que me indican que es lo que NO quiero en la persona con la que he de estar. Son esos rojos intermitentes que me indican que he de esquivarlos lo más rápido posible para ahorrar tiempo y seguir con mis espacios, hay que ser práctico en esto de las relaciones, si desde el principio existe un pequeño intermitente siempre oprimo el botón de escape para mantenerme a salvo.

Entonces pensé, y pensé, y seguí pensando. Últimamente pienso mucho en las cosas que siento ¿Cómo se piensa en lo que uno siente?...pues fácil, uno piensa en lo que uno siente con el estómago. Cuando mi estómago siente tibio significa que estoy pensando más de la cuenta en lo que estoy sintiendo. La culpa de todo es de él.
No había podido escribir algo concreto sin detenerme a pensar en lo que sería tomarlo de la mano sin que me dé pena que sepa lo que se que sabe, y sé que lo sabe porque, según TïtÖ, soy “transparente”. Nunca he sido una mujer disimulada con las cosas que me importan, y para mí, pensar en lo que siento realmente me importa.
Debe de ser el efecto de mi pequeña tercera parte animal, alguien me ha dicho que he de controlarla, ha salido a flote en las últimas dos semanas y vivo en mi pequeña nebulosa azul desde ese día estrellado, si no había estrellas simplemente las dibujé.
Fue su olor personal, sin embargo aun no me he convertido en zombi y las ¾ partes del día no lo recuerdo, sólo cuando me despierto ansiosa por fumar un cigarro a media tarde.
Nunca he comido el corazón de un colibrí, tal vez por eso no tengo suerte con los hombres que cruzan en mi vida, si es que alguno cruza.
En “Hechizo de amor”, la niña hace a un hombre fantástico para no enamorarse jamás, al final del cuento, llega, no lo puede evitar, en su conjuro lo pide con un ojo azul y otro café.. yo pido:
Que tenga los ojos negros y las ideas claras…. Lo demás.. no importa..
Creo en el destino, en que todo está escrito, en las estrellas y el universo confabulándose a mi favor, en Dios riéndose a carcajadas de mis planes por que ya tiene otros para mi, en los horóscopos y las runas, en las vidas pasadas y el Karma, Buda y Mahoma … creo por que tengo que creer, creo en mi y en la fuerza que emana de mi mente y mi alma al mismo tiempo unificadas.
Sé que tendrá las ideas claras, ¿los ojos negros?? Eso lo sabré un domingo por la mañana.
*Qué sería de mi si no me diera pena tomarle de la mano y decirle:
¡Hey, creo, sólo creo… que ocupas ¼ de mi mente, de mi pequeña mente de suncho color rosa… no sé.. tal vez .. bueno.. ¿te gustaría que yo ocupara aunque sea 1/3 de tus pensamientos claros?..
Prometo portarme bien y trataré de no romper más tus cosas…me gustaría que fueras mi Oliveira y yo… pues bueno.. convertirme en tu Maga… o mi General Asensio, y que los domingos por la mañana al despertar, me des un café llamándome Catalina.

Te contaría eso, y muchas cosas más, si no me diera pena-miedo tomar tu mano, mirarte con ojos de cielo nublado esperando llovizna, y esperar tu respuesta…
[porque a veces, pienso qué sería de mí..contigo, y se que sería de lo más divertido,por que no te he encontrado ningún punto rojo intermitente, y espero que no hayas visto en mi alguno, serpia sideral lo que podría pasar… me gusta pensar que me gustas(8)*a]

No hay comentarios:

Publicar un comentario