miércoles, 25 de marzo de 2009

Instante previo...

Entonces... dèjame convertirme en un cielo azul con destellos anaranjados.
Déjame convertirme en la neblina que moha tu piel por las madrugadas ìntimas.
Déjame sentir el olor de tu ser por las mañanas, sòlo para poder recordarte tal y como sós,para poder bendecirte y sentir tu calor.
Déjame ser tu sombra, tu eco... el destello último de tus ojos cada vez que vibras en el instante previo, y déjame morir contigo en tu subleme cielo.

LA MaGa... para Oliveira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario